Diferencias entre el libro digital y el libro en papel

Lector electrónico o ereader
Reseñamos las principales diferencias entre el libro en versión digital y en papel. Unas pueden suponer ciertas ventajas para uno y otras, inconvenientes para el otro, y viceversa.

Funcionamiento

El lector electrónico que permite la lectura del libro digital necesita tener energía eléctrica en su batería para poder funcionar, mientras que el libro tradicional consume cero energía.

Espacio

Los libros impresos ocupan espacio físico y llega un momento en el que ya no puedes almacenar todos los ejemplares que quisieras. En un ereader, en cambio, puedes leer todos los libros y documentos digitales que quieras. Solo está limitado por su memoria de almacenacimiento, pero aún así puedes ir añadiendo o sustituyendo los archivos que desees.

Cantidad de información

Relacionado con el punto anterior, los libros de toda la vida contienen muchísima menos información en relación al espacio que ocupan. No ocurre así con los digitales, cuya cantidad se podría decir que es casi ilimitada.
Tocho de libros apilados

Portabilidad

También la portabilidad de los ebooks es inmensa. Por contra, querer leer cualquier libro implica tener que llevarlo contigo físicamente, sobre todo cuantos más sean y no digamos si quieres hacer la mudanza de toda tu biblioteca a otra habitación o inmueble.

Frecuencia de actualización

La actualización de los contenidos de los libros digitales es relativamente frecuente, mientras que los del libro en papel se mantienen por más años hasta que salga publicada una nueva edición que revise y ponga al día la anterior.

Fiabilidad informativa

Sin embargo, en cuanto a la información suelen tener mayor fiabilidad los libros de texto tradicionales frente a los digitales, ya que antes de su publicación impresa han de ser revisados más exhaustivamente para no incluir errores que luego no se podrán corregir, por lo menos en esa edición.

Adquisición

Los libros digitales pueden conseguirse más fácilmente comprándolos y descargándolos instantáneamente por Internet, y además muchos de ellos son gratuitos. Los que son impresos puedes comprarlos en una librería como se ha hecho siempre, encargarlos online y esperar un tiempo a que te traigan el pedido, o tomarlos prestados de alguna biblioteca pública.


Te puede interesar: