Tipos de libros electrónicos

Las distintas clases de ebooks que pueden distinguirse según diversos criterios
Los libros electrónicos o ebooks, entendidos como documento digital, pueden agruparse conforme a diferentes criterios de clasificación. Entre ellos cabe destacar el lector destinatario, el nivel de conocimientos y la temática abordada -que son comunes a cualquier libro tradicional-, así como el formato de archivo en el que han sido editados, o también la funcionalidad de la que está dotada el documento -en estos dos últimos casos, estrechamente relacionados con el dispositivo que lo contiene.

Según el lector destinatario

Los libros digitales pueden estar dirigidos a un público general sin distinción alguna o a lectores específicos, como libros electrónicos para niños o infantiles, para jóvenes, para personas ciegas, etc.

Según el nivel de conocimientos

Los ebooks pueden tener un carácter divulgativo o ser más académicos, y dentro de estos últimos, los puede haber de primaria, secundaria, formación profesional o técnica, universitarios, etc.

Según la temática

Existen libros electrónicos orientados al placer de la lectura, como pueden ser todo tipo de novelas, relatos, etc., o para el aprendizaje y la formación en las más diversas disciplinas, áreas del conocimiento o asignaturas, como ingeniería, química, contabilidad, márketing, psicología, historia, derecho, etc.

Según el formato

Los libros digitales están constituidos por documentos consistentes en distintos tipos de archivo para su lectura o visualización en pantalla. Esto tiene que ver con la funcionalidad de la que esté provista el documento y/o también con la empresa con la que esté vinculada. Por ejemplo, si es un simple texto plano, lo hallarás en formato .txt; si fue editado para Amazon, lo encontrarás en .azw.

Así, puedes encontrar libros electrónicos en pdf, en formato ePUB, que, por otro lado, están entre los formatos más extendidos para leer ebooks.

Según su funcionalidad

Finalmente, los documentos que conforman los libros digitales pueden estar en blanco y negro, o admitir colores; pueden tener o no elementos multimedia incrustados, como audio y vídeo; pueden ser audiolibros, libros interactivos o no, etc.

Te puede interesar: